Los guerreros Escitas muestran mezclas genéticas entre europeos y asiáticos

Evidencias de una posible mezcla entre europeos y asiáticos ha sido descubierto por un equipo de investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el CSIC entre restos de guerreros Escitas de hace 2000 años en el macizo Altái de Mongolia.

 

Siguiendo el lináje

Los Escitas han sido documentados como la primera gran cultura euroasiática, pero se pensaba que se había originado a partir de migraciones desde Europa. Las investigaciones ahora sugieren que la mezcla genética es producto de su expansión de la cultura Escita por las montañas.

Los estudios de ADN mitocondrial antiguo en esta región sugieren que el macizo de Altái actuó como barrera geográfica entre el este y el oeste de los linajes Euroasiáticos hasta el principio de la Edad del Hierro.

Después del 7º siglo A.C. a la vez que se produjo la expansión Escita por la estepa euroasiática , se detecta una entrada gradual de secuencias de Euroasia oriental en occidente. Sin embargo, las razones detrás de esta mezcla genética en la región de Altai en la edad de hierro aún mantiene incógnitas: 1)Si se produjo como resultado de migraciones (primero hacia oriente y posteriormente hacia occidente), o 2) si es resultado de una expansión demográfica en las zonas fronterizas entre europeos y orientales.

El macizo de Altái situado en Asia Central se extiende por zonas de Rusia y Kajistán al oeste y zonas de Mongolia y China al este. La estepa de Asia Central ha sido históricamente un corredor para los pueblos Asiáticos y Europeos, originando en la actualidad en una gran diversidad en la población. En la antigüedad sin embargo el macizo de Altái, situado en el centro de la estepa, representaba una importante barrera entre las poblaciones de cada lado, produciendo una separación durante milenios entre los europeos en el lado occidental y los asiáticos en el lado oriental.

El ADN analizado cuenta una historia

La investigación dirigida por la UAB, el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont y el Institute of Envolutionary Biology ha traído un poco de luz sobre cuando y como la mezcla genética euroasiática se produjo.

El equipo extrajo y analizo ADN mitocondrial (heredado directamente desde la madre, permite rastrear nuestros ancestros) de los huesos y dientes de 19 esqueletos Pazyryks datados desde la Edad de Bronze (10º – 7º siglo AC) has la Edad del Hierro (7º – 2º siglo AC) procedente del macizo de Altái en Mongolia.

Los restos fueron extraídos de tumbas descubiertas hace siete años, en las que esqueletos de guerreros escitanos fueron descubiertos, representando la primera evidencia científica de esta cultura en Asia Oriental.

Una mezcla perfecta

Los resultados obtenidos demuestran que la población de la Edad de Hierro, relacionada en el tiempo cuando la cultura escitana residía en el mazizo de Altái, tiene una mezcla 50/50 de secuencias ADN mitocondrial europeo y asiático, mientras que los anteriores pobladores no muestran signos de esta mezcla: el ADN analizado en las tumbas localizadas en Rusia y Kazajistán pertenece al linaje europeo, mientras que el ADN de la parte oriente, en Mongolia, contiene linaje asiático.

 

 

El texto es una traducción parcial de http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/11/2012/scythian-warriors-show-genetic-blending-between-europeans-and-asians

Artículo http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0048904

http://en.wikipedia.org/wiki/Scythians

http://en.wikipedia.org/wiki/Pazyryk_culture

http://www.shsu.edu/~his_ncp/Scythians.html

 

http://www.quantumbattle.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/technorati_48.png http://www.quantumbattle.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/google_48.png http://www.quantumbattle.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/myspace_48.png http://www.quantumbattle.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/facebook_48.png http://www.quantumbattle.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/twitter_48.png http://www.quantumbattle.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/meneame_48.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *